Tanta copia de hermosura

“Carlos Mena se adentró en este repertorio de canciones basadas en ostinati desde el milimétrico cuidado en la articulación y en el fraseo, deletreado con fruición morosa y desenvuelto en mil y una espirales expresivas, con momentos de belleza tan subyugante como Queste pungenti spine. Mena controla al máximo la calidad del sonido, con graves bien apoyados en los que se adentra sin saltos abruptos y ascenso al agudo bien ensamblado. Compartió dominio de las variaciones y ornamentaciones con un espléndido Zapico de rico y variado sonido.”

Diario de Sevilla
Andrés Moreno | Octubre de 2016