Mariví Blasco y Daniel Zapico cantan al amor doliente en los jardines del Alcázar

Daniel Zapico, que inauguró este ciclo con sus hermanos, fue el perfecto contrapunto y a la vez armonía en el que se sustentó el cantar de Blasco, dejando constancia de su ya incontestable maestría en solos como las Españoletas y Marionas de Gaspar Sanz, además de una obsesiva y complicada Chacona de Kapsberger.

El Correo de Andalucía.
Juan José Roldán | Julio de 2013.