Claroscuros barrocos

Elegante y flexible en todo momento el continuo, con un Daniel Zapico que tiene una capacidad casi infinita para obtener colores diferentes y modular las dinámicas de su tiorba, lo que se apreció especialmente en la Passacaglia de Kapsberger que tocó con extrema claridad y una notable libertad en el fraseo.

Diario de Sevilla.
Pablo J. Vayón | Septiembre de 2013.